Descubrir a París mediante la COP21


Francia será a finales de 2015 el centro de la diplomacia climática del mundo. Aspira lograr un acuerdo vinculante, ambicioso, universal. Pero el humo blanco no dependerá sólo de los galos. Cada país tiene que hacer su tarea, por pequeña que sea, así como el colibrí en la leyenda de Pierre Rabhi

Cuenta la fábula atribuida al escritor franco-argelino Rabhi que “un día hubo un inmenso incendio en el bosque. Los animales, asustados, observaban el desastre. Sólo el pequeño colibrí se fue a buscar unas gotas de agua con su pico para tirarlas encima de las llamas. Al cabo de un rato, el armadillo, molesto, le dijo: «Colibrí, ¡Estás loco! ¿Crees que con pocas gotas de agua vas a apagar el fuego? «El colibrí le respondió: «No lo sé, pero hago mi parte»”.
En la ruta hacia la convención mundial del clima 2015, París tiene mucho por hacer. Será la sede de la próxima COP21, el cónclave anual de la ONU para este tema. El evento tomará a Francia del 30 de noviembre al 11 de diciembre. Durante dos semanas consecutivas, la diplomacia mundial sobre el clima se concentrará en Paris-Le Bourget; un área de exposiciones, a diez kilómetros al norte de esta ciudad cumbre, de las ciudades cumbres del mundo.
En materia de sostenibilidad verde, los voceros no dieron detalles pero aseguran que “harán gala de ejemplo ambiental” porque ejecutarán “un programa de acción que permitirá reducir al máximo el impacto de la COP21 sobre el consumo de recursos naturales (agua, desechos, energía) y de las emisiones de gases de efecto invernadero”.
En este momento, París2015 (el nombre imagen de la COP21), estudia los resultados y temas pendientes que heredaron de la conferencia en Lima, Perú, 2014. Legado diplomático que sentó bases, para abrir paso, al principal tema que se negociará en esta conferencia: Consensuar un documento marco para negociar un acuerdo global, cuyo fin último es evitar que el calentamiento del planeta no supere los 2°C y asegurar la vida en la Tierra.
Sobre este punto, lo acordado en Lima fue clave. Abonó el terreno para que los principales objetivos en materia de mitigación y adaptación se cuajen en París. Ansiadas metas que abrirán camino, darán dirección y establecerán compromisos a las partes (los países).
Quinto Día consultó en París cuál es la estrategia de Francia para lograr que China, USA e India acepten compromisos significativos que garanticen que el aumento de temperatura no supere los 2°C.
El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional de Francia, Romain Nadal dijo: “Nuestra estrategia es escuchar, convencer y generar dinámica conciliatoria. Se trata de un acuerdo universal. Si una mano se eleva para oponerse, no habrá consenso”.
Añadió: “Nuestro primer objetivo es escuchar a todos los países y sus estrategias nacionales. El cambio climático provoca catástrofes consecuencia de nuestra inacción frente a este tema. Estamos hablando y escuchando a los gobiernos pero también a las sociedades civiles y empresas, porque éstos van a ser actores de la lucha frente al cambio climático. Queremos una verdadera sinapsis, por eso esperamos en la COP21 unas 40 mil personas”.
Nadal, sentenció: “Un acuerdo entre gobiernos no vale para nada si no se respeta a los otros actores. Tenemos que apoyarnos sobre las empresas, las ONG’s, las asociaciones civiles y las alcaldías”.
Por su parte, el diplomático de carrera, encargado de la Dirección del Ambiente y Clima de la Cancillería francesa, quien forma parte del equipo francés negociador en la COP21, Olivier Fontan dijo: “Nos esforzamos por escucharlos a todos sin prejuicios, para entender las posiciones de cada una de los países, y lograr al final crear una zona de aterrizaje para el acuerdo de las partes”.
Fontan explicó que la estrategia está montada en cuatro pilares. “1) Un acuerdo universal jurídicamente vinculante. 2) Contribuciones y políticas públicas de los Estados para reducir sus gases de efecto invernadero, que deben ser publicadas antes del 31 de julio próximo. 3) Agenda de las soluciones, para llenar el déficit de los 2ºC. 4) Financiamiento para adaptación”.
Los animales de la leyenda de Rabhi no tenían un plan ‘a’ ni un plan ‘b’; se quedaron paralizados ante la amenaza y, además, subestimaron la labor del colibrí. La historia no cuenta cómo se controló el incendio en el bosque pero, imaginamos que esta pequeña ave continuó -tenazmente- haciendo su parte. Aleteando 55 veces por segundo para llevar sus gotitas de agua. Él hizo su parte.
En la COP21 se medirán posiciones político-económicas en torno al cambio climático; y también se develará el compromiso ético-moral de los gobiernos frente a un fenómeno emergente con impacto social y ambiental, que ya pone en jaque la vida en la Tierra. El mundo espera que cada país -al igual que el colibrí- haga su parte.
Retos para París 2015
En sus calles, el parisino aun es ajeno al trascendental evento del clima. Así lo reveló un sondeo informal entre 40 personas entrevistadas en calles, hoteles, tiendas, autobuses, metro y parques. Asocian el tema a la alta contaminación producida por cientos de carros que ahogan la ciudad y desarmonizan con la estética de su arquitectura. Un asunto que Francia debe resolver.
Frente a la COP21, grosso modo, a París le esperan otras tareas. Hay muchos tópicos paralelos en la mesa para negociar sobre el clima. Todos dependen unos de otros, por eso aflora el desacuerdo de fondo. Algunos desafíos serán:
  • Firmar el nuevo acuerdo climático que reemplazará al Protocolo de Kioto (adoptado en 1997) que debe entrar en vigencia en 2020.
  • El acuerdo debe incluir un plan sobre emisiones a largo plazo que esté basado en lo que dice la ciencia.
  • El acuerdo debe establecer cómo se va a movilizar y aumentar el financiamiento para apoyar la acción y ambición de los países en desarrollo, en el presente y en el futuro.
Francia en gotas
  • Exhibe tradiciones culturales y sociales con vanguardia técnica y económica.
  • Número de habitantes en París: Algo más de 2.300.000 (cifras de 2012).
  • Superficie parisina: Cerca de 544.000 km².
  • Fuente de energía: 75% nuclear. Actualmente, Francia reconsidera su política energética para reducir su producción nuclear un tercio en 20 años.
  • PIB nacional: 2.142.022 MM euros (2014).
  • Turismo: Representa 7% PIB francés (83 MM de turistas al año).
  • Relación bilateral con Venezuela “es prioridad y va más allá del clima”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s